una persona con una temperatura corporal baja

Una Temperatura Corporal Baja – ¿Causas Y Tratamiento? 

La temperatura corporal nos indica el calor que hay en nuestro organismo y es una parte determinante del metabolismo, una forma de energía y una reacción ante determinadas causas. La temperatura siempre debe mantenerse dentro de unos valores, ya que una hipertermia o una hipotermia pueden hacer que algunos órganos no funcionen como deberían hacerlo, además de ser un indicativo de que pueden existir ciertos problemas de los cuales no nos hayamos percatado aun y es mejor revisar a tiempo.

La temperatura corporal baja o hipotermia es cuando esta se encuentra por debajo de 35º C lo que es equivalente a 95º F. Normalmente el cuerpo controla la temperatura corporal interna mediante la termorregulación. Se puede considerar como una temperatura normal si la medición se encuentra entre 35 y 37 ºC. Si la temperatura está entre 37,1-37,9 ºC es febrícula y por encima de 38 ºC fiebre o hipertermia.

Estos procesos fisiológicos son muy precisos para el control de la temperatura interna, pero en ocasiones el cuerpo es incapaz de generar todo el calor que necesita y en ese caso se produce la hipotermia.

Al igual que vigilamos la fiebre, también debemos atender a la temperatura corporal baja ya que si decae lo suficiente podría causarnos graves lesiones.

Causas

Las causas pueden ser muy variadas, es mejor prestar mucha atención para saber cuál es la causa y poder tratarla de manera eficaz.

 

  • Problemas de circulaciónEl entumecimiento en pies y manos, hormigueo y otros problemas circulatorios, pueden hacer que la temperatura corporal descienda hasta niveles preocupantes. Además, pueden esconder otras cosas más graves, como enfermedades del corazón.
  • DiabetesLa diabetes es uno de los trastornos metabólicos más habituales, una enfermedad crónica que impide la buena regulación del azúcar en sangre, además de la temperatura corporal.
  • FríoResulta evidente que, si estamos expuestos al frío de forma prolongada, nuestra temperatura corporal baja será una consecuencia lógica. Abrígate bien, come alimentos que te mantengan caliente, protege tus pies y tu cabeza y evita situaciones extremas, como nadar en agua fría o salir bajo una tormenta de nieve.
  • AlimentaciónLa alimentación, una vez más, también tiene que decir. Una dieta poco balanceada, rica en alimentos procesados, azúcares y otros elementos poco saludables, puede dar lugar a un descenso de temperatura en el cuerpo, al no existir una reserva de energía en nuestro organismo.
  • Alcohol, drogas y medicamentosPor último, el consumo de alcohol, drogas o medicamentos de forma inadecuada también afectará a la temperatura corporal.

 

Síntomas

La temperatura corporal baja no siempre es fácil de detectar. Por supuesto, con un termómetro saldremos de dudas en apenas unos segundos pero, ¿quién se toma la temperatura todos los días? Si tienes varios de los siguientes síntomas, deberías empezar a hacerlo para controlarla:

  • Piel pálida
  • Temblor
  • Coordinación inadecuada
  • Confusión
  • Pulso débil

Cómo elevar la temperatura corporal

Si tu cuerpo está predispuesto a bajas temperaturas o estás cuidando a alguien con hipotermia, tal vez debas saber cómo incrementar la temperatura corporal. El alimento y bebidas adecuadas, y un buen atuendo, elevarán la temperatura de tu cuerpo. Si estás a una temperatura arriesgadamente fría, es importante calentarte para evitar la hipotermia. Si intentas elevar tu temperatura deliberadamente en lugares acalorados, debes tener cuidado de no hacerlo demasiado, ya que podría causarte una insolación o un golpe de calor.

Reconoce los signos de la hipotermia

Cuando tu cuerpo pierde calor más rápido de lo que lo genera, corres el riesgo de ponerte hipotérmico; cuando tu temperatura corporal baja de los 35° Celsius (95° Fahrenheit), tus órganos dejan de funcionar debidamente. La hipotermia es un riesgo peligroso para tu vida y salud. Podrías perder dedos las manos y pies, y extremidades a causa del frío, al igual que sufrir un daño duradero. Si crees que estás poniéndote hipotérmico, entonces tu situación es delicada y necesitas incrementar tu temperatura corporal tan rápido como sea posible.

En la hipotermia leve, notarás: escalofríos, mareos, hambre, náuseas, una respiración rápida, un poco de confusión y falta de coordinación, problemas al hablar, fatiga y un pulso acelerado.

A medida que la hipotermia se vuelve más grave, notarás que muchos de los síntomas anteriores se vuelven más severos. Tal vez dejes de estremecerte, pero empezarás a balbucear o arrastrar palabras, sentirte soñoliento o tomar decisiones arrebatadas, como intentar quitarte la ropa caliente, sentir una inquietante falta de preocupación, experimentar un pulso débil y respirar poco profundo. Por último, si no recibes un tratamiento y calor de forma adecuada, lo suficientemente rápido, morirás.

Acá dejamos unas recomendaciones para elevar tu temperatura corporal.

  • Aléjate del frío
    Si tu temperatura corporal está descendiendo drásticamente, necesitas alejarte del frío. Si estás en la intemperie, encuentra un cuarto cálido o un refugio.
  • Quítate la ropa mojada.Ponte tantas capas de ropa caliente y aislante como puedas, sin olvidar la cabeza y el cuello. Corta la ropa de alguien más, si es necesario, para evitar que se muevan demasiado.
  • Fíate del contacto cuerpo a cuerpo.Si no logras entrar en algún lugar, acurrúcate con otra persona bajo varias capas de mantas o ropa seca y holgada. Tal vez sea una de las maneras más efectivas de estabilizarte rápidamente y elevar tu temperatura corporal
  • Calienta primero el centro de tu cuerpo.Tus extremidades, como las manos, pies y dedos, son las primeras partes en donde tu cuerpo siente el frío, pero la situación se vuelve más grave cuando se esparce a tu torso y abdomen.
  • Mantén tus extremidades pegadas a tu cuerpo. Coloca tus manos debajo de las axilas o entre tus muslos. Acurrúcate en posición fetal para atrapar el calor entre tu torso y piernas. También intenta plegar tus pies para que no se enfríen demasiado.
  • Ponte más ropa.Ponerte varias capas de ropa ayudará a atrapar tu calor corporal, lo cual elevará tu temperatura en general. Por esta razón, con solamente arroparte más, elevarás tu temperatura corporal. También te ayudará a maximizar la retención del calor. Por ejemplo, intenta ponerte las capas de ropa en este orden: playera interior, camisa, suéter,  chaqueta ligera, abrigo grueso.
  • Ponte un gorro, mitones y una bufanda. Una significante cantidad de calor se emite desde la cabeza, por lo que cubrirte con un gorro u otro accesorio te ayudará a retener ese calor. De igual manera, unos mitones y una bufanda te ayudarán a retener el calor de tus manos y pecho, elevando así tu temperatura corporal.
  • Utiliza mantas u otro material para acobijarte.Si de verdad necesitas elevar tu temperatura corporal por el clima frío o alguna otra razón, y no traes contigo algo más de ropa, envuélvete con mantas o toallas. Si tampoco tienes mantas ni toallas, improvisa usando otros materiales. Intenta envolverte en capas de materiales, como periódico o bolsas de plástico.
  • Come algo.La digestión incrementa la temperatura a medida que tu cuerpo metaboliza la comida. Comer cualquier cosa, con este propósito, incrementará tu temperatura por lo menos un poco. Date cuenta de que los esfuerzos de tu cuerpo por calentarse en el frío aceleran tu metabolismo notoriamente. Cuando no intentas calentar tu cuerpo, quemas mucho más calorías de lo normal.

Por lo tanto, consumir alimentos también te ayuda a adquirir la energía necesaria para reabastecer los procesos naturales de calentamiento de tu cuerpo.

  • Consume alimentos calientes y bebe líquidos dulces y tibios.Ingerir alimentos y bebidas calientes elevarán tu temperatura corporal incluso más que la misma digestión, debido a que tu cuerpo absorbe su calor. Cualquier alimento caliente te ayudará, y podrías preparar alguna bebida dulce y tibia rápido. El azúcar en ellas le dará a tu cuerpo un gran impulso de calorías a digerir, y así dándole energía a tu termostato natural. Unas buenas opciones son el café, té, chocolate caliente, leche tibia con o sin miel, caldo caliente, sopa.
  • Mantente en movimiento.El movimiento mantiene la temperatura de tu cuerpo estable y el ejercicio podría contrarrestar, en parte, los efectos del frío en un ambiente fresco. Camina o corre, haz saltos de tijera o estiramientos dinámicos, corre a toda velocidad o haz volteretas. Lo más importante es que no te detengas por más de un segundo. Cuando dejes de moverte, volverás a sentir frío.

Ten cuidado. Si alguien sufre de hipotermia severa, un movimiento repentino o brusco podría ocasionar un paro cardiaco. No masajees o frotes a esa persona, y mucho menos intentes sacudirla.

Solamente utiliza el movimiento como una estrategia si la persona afectada no está gravemente fría ni en riesgo de sufrir hipotermia.

Si observas que una persona sufre de hipotermia y no saber cómo ayudarlo siempre llama a emergencias para que puedan prestarle la ayuda necesaria y a tiempo antes que ocasione daños en su cuerpo. Si la persona está inconsciente, se le debe aplicar reanimación cardiopulmonar por una persona calificada.

Antes de practicar un deporte extremo en temperaturas frías debes conocer toda la información disponible sobre las medidas que debes adoptar para prevenir la temperatura corporal baja y sobre todo no sufrir las graves consecuencias de una congelación o una hipotermia. Una persona informada es el mejor aliado de su propio bienestar y de su salud.

¿Qué puedes hacer para mejorar tu salud?

La salud es un tema que a todos concierne, y más si se trata de mejorarla, mantenerla, y tratar de que no desmejore, si quieres leer más información sobre la salud, ingresa a www.vitamundo.net/salud/, encontrarás muchos artículos y tópicos que te serán muy interesantes.

Referencia: